Últimas noticias

Sociedad más inclusiva

Con un trabajo conjunto se puede abordar el progresivo envejecimiento de estas personas con capacidades diferentes, cuya esperanza de vida ha crecido de manera exponencial y requieren de una atención que se complica ante la mayor edad también de sus cuidadores. La sociedad y los profesionales de la sanidad han de conjugar el ver qué habilidades han de desarrollar éstos en cualquier ámbito, clínico, sanitario, social o de asociacionismo.

El curso, en el que participaron profesionales de diferentes áreas, buscó el “empoderamiento” de aquellas personas a las que, erróneamente, se infantiliza por su edad o condición, cuando lo que ha de propiciarse es el incremento de su autonomía y la toma de decisiones que les afectan.

Familiares, cuidadores habituales o acompañantes pueden dar mucha información al profesional para el conocimiento del paciente.