Últimas noticias

¿Misericordia o Mi-Ser-Incordia?

 Walter E. Acuña, Responsable del SAER del Hospital, presentó el tema: INTELIGENCIA ESPIRITUAL.  En su exposición, que sirvió de apertura al curso, se centró en aspectos como "La Inteligencias Múltiples" de H. Gardner, donde resaltó que todos somos inteligentes, dependiendo en qué.  Desarrollar esas facultades es la clave para actuar en la vida. Luego se centró en D. Golemán, autor de "La Inteligencia Emocional", capacidad que nos faculta para poner nombre a lo que sentimos y experimentamos.  "Tanto si son emociones tóxicas o positivas: envidia, celos, ira, miedo o también, euforia, enamoramiento, gozo, alegría".  Canalizar esas emociones hace que llamemos al ser humano un ser educado.  No hacerlo hace tener una persona con ANALFABETISMO EMOCIONAL.

2016-05-05 20.13.17

Con posterioridad llegó el turno del leonés Antonio Díez González, Licenciado en Ciencias Eclesiásticas y educador, que ya ha participado en otras actividades programadas por el Servicio de Pastoral y que volvió a demostrar su capacidad para remover por dentro a los presentes, hacerles reír pero, también, provocar sus pensamientos y reflexiones, siempre bajo la habilidad en el manejo del lenguaje como perfecto instrumento.

FOTOS CHARLA_ANTONIO_DÍEZ_6-5-16_44

En esta ocasión planteó un sugerente título -habitual juego de palabras- que buscaba en la imagen gráfica y cercana de la celebración de una boda la forma de trasladar "la importancia del compromiso, porque al fin y al cabo eso es la Misericordia, algo que no es pasar de largo, sino atender, fijarte, dedicarte y acompañar al otro, al margen de cualquier ideología o confesionalidad, todo dentro del simbolismo que refleja la parábola del Buen Samaritano".

El conferenciante planteó, en la primera parte, aspectos como "el Mi Ser y Mi Cordia, mi corazón, conceptos que han de ir unidos y de la mano para poder ser feliz, porque quien no ama, no conoce la felicidad".