Últimas noticias

Prevención y control

El objetivo, "informar, sensibilizar y tranquilizar" sobre los factores de una situación endémica desde que se detectara el primer caso, en Cantabria en 2015.

Desde entonces, ya se han confirmado 22 casos de colonizaciones por enterobacterias, cuya característica esencial es su resistencia al efecto de los antibióticos que pierden su eficacia al poseer estas bacterias una enzima que hidroliza los medicamentos lo que complica el tratamiento de las infecciones que obligan a utilizar una variada gama de antibióticos y terapias combinadas.

27-1-16 FOTOS_CHARLA_CONTAGIO_9

Ante esta situación, la dirección del Hospital Santa Clotilde decidió organizar esta charla en la que se insistiera en las "cada vez más importantes medidas de control de contacto para evitar que se pueda transmitir a otros pacientes", insistió el Doctor Wallmann. Inicialmente se pensó en que existían unas Áreas o Unidades más proclives a la infección de sus pacientes -inmunosuprimidos o con pluripatologías-, pero este convencimiento ha ido cambiando a otros factores de riesgo, ligados a estancias prolongadas en los centros hospitalarios y extensible a cualquier Unidad -Cirugía, Geriatría, Nefrología o Medicina Interna-, no tan solo en Cuidados Intensivos o Neonatos.

Por ello, los dos responsables del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla recalcaron los cuatro tipos de posible infección: herida quirúrgica, tracto urinario, neumonías y bacteromías, éstos dos últimos con un índice de mortalidad especialmente acto. Se les trasladó a los profesionales de Santa Clotilde la necesidad de ser "especialmente rigurosos" en el cumplimiento de los estándares ya establecidos y protocolizados, extremando la higiene y utilizando equipo de protección cuando se requiriera en la manipulación de pacientes con heridas o secreciones.